Saltar al contenido Skip to sidebar Saltar al pie de página

Las velas y su interpretación y lectura

Para hacer una correcta interpretación y lectura de velas, una de las cosas importantes que tenemos que tener en cuenta es que las velas pueden ser compradas. Si son compradas requieren un procedimiento diferente que si son hechas de forma casera por nosotros mismos. Cuando la vela es comprada, la misma ha estado quizá en una fábrica, ha pasado por muchas manos, ha pasado por muchas energías y ha pasado una cierta cantidad de tiempo (que puede variar de días a meses o años) hasta que tú la tienes en tu poder y la vas a utilizar para un ritual.

Es importante tener en cuenta que cuando tú compras la vela, la tienes que pasar por un proceso completo de limpieza energética, de impregnación, de personalización, de caracterización y de invocación detalladamente y así influir en ella para el trabajo que quieres hacer.

Una de las formas de limpiar una vela (existen muchas) consiste en lo siguiente: una vez hayas llegado supongamos del supermercado y abras el paquete, la vela que vas a utilizar la debes limpiar y para ello debes crear una mezcla con siete hierbas dulces y otra mezcla con siete hierbas amargas, en otro artículo hablaré de cuáles son las siete hierbas dulces y cuáles son las siete hierbas amargas. Una de las hierbas dulces es la canela, una de las hierbas amargas es la ruda. Pasas por esa agua a la vela, primero por la dulce, luego por la salada y posteriormente dejas que se seque, cuando se ha secado puedes impregnar la vela con un aceite.

Candles and Library

Intención de la vela

Si es una intención de protección, por ejemplo puedes elegir un aceite, como puede ser el de oliva puro extra virgen de origen biológico, un aceite esencial de lavanda o de jazmín que son aromas que transmiten una buena energía y ayudan en el trabajo de protección. Una vez hayas hecho esto ya tienes la vela limpia purificada y preparada para realizar tu ritual.

En el caso de que la vela que vayas a utilizar sea una vela artesanal casera hecha por ti, los cuidados la atención la preparación y el procedimiento son diferentes y esta requiere de mucha tranquilidad, más técnica, mayores cuidados y detalles.

Si la vas a elaborar por ejemplo con restos de jabón o con cera de abeja, el material que vayas a comprar también tiene que ser purificado y limpiado. Antes de proceder durante todo el proceso de formación de velas, tienes que tener muy en cuenta que tanto tu mente, cuerpo y alma debe estar absolutamente concentrado en lo que estás haciendo y en el fin que buscas, porque la intención que ponemos en lo que hacemos es una de las energías más potentes, más poderosas y más maravillosas y que nos pueden llevar a conseguir el éxito en aquello por lo que estamos trabajando, pues es un proceso y el proceso debe ser sagrado y respetado de principio a fin.

Pues una vez haya creado su forma, se haya secado y esté lista para ser encendida, no necesita un proceso de preparación y limpieza tan exhaustivo como el que se le hace a una vela comprada en un establecimiento. Se puede limpiar por ejemplo solo con un algodón y alcohol por fuera. Esto debe realizarse evidentemente de arriba hacia abajo, del pabilo a la punta del pabilo, a la punta de la base a la punta y luego se le puede ungir con aceite.

Depende el trabajo que vayamos a hacer, por ejemplo si es un trabajo para devolver daños, el aceite de ricino es un aceite muy potente y muy poderoso, que nos sirve para devolverle a alguien que nos haya hecho un mal, el mal que nos ha enviado. Cuando hacemos un trabajo para devolver el daño que se nos ha hecho, ese trabajo puede ser devolver el mismo daño o devolverlo multiplicado por siete.

Dado que incluso en el Éxodo del Antiguo Testamento se hace la referencia a la ley del Talión y es ojo por ojo diente por diente y también está contemplado en uno de los pasajes bíblicos el devolver el daño que se ha hecho multiplicado por siete. También es verdad y con esto no voy a negar por supuesto que es muy válido el perdón, de hecho hay una parte de la biblia en la que Jesús dice que debes perdonar a tu prójimo cuando te hace daño 70 veces siete 70 veces siete, pero cada persona es libre de interpretar los textos religiosos y de actuar en consecuencia, sin sentirse menoscabada, ni presionada, pues una u otra acción es totalmente legítima a través de tu corazón y del filtro de tu conciencia y si deseas realmente llevar a cabo la misma.

Es muy importante a la hora de interpretar las velas, que antes de encenderlas hayan pasado por un proceso único, personalizado, ritualizado, sagrado y en el que se les haya impregnado de la energía de nuestra intención, de nuestro deseo, de nuestro objetivo. Si es para amor: amor, si es para protección: protección, si es para limpieza: limpieza, si es para contactar con un ser querido: comunicación. Tenemos que tener muy claras nuestras ideas, tener muy claro cómo estamos nosotros, quiénes somos y qué queremos.

Por supuesto que podemos hacer un trabajo excelente en este campo, la cuestión es tomarse las cosas en serio y hacerlas con mucho respeto, porque el respeto es lo que te va a llevar a respetarte a ti mismo, a respetar a los demás y a respetar las ciencias ocultas que incluyen el esoterismo, los rituales y la magia.

Autora: Mariela Gauna